Los Mejores Remedios Caseros - Una Tradición Ancestral

Dr. John K

3 min read

Desde la antigüedad son muchas las culturas que han recurrido a remedios caseros para aliviar síntomas causados por alguna enfermedad o dolor, nuestros antepasados empezaron a acudir a hierbas medicinales a causa de diversos factores patológicos. Es una práctica muy común recurrir a remedios caseros para la gripe y tos, cabe señalar que, muchas plantas medicinales científicamente están validadas.  

 
traditional-medicine-and-alternative-methods-of-fl-2022-03-10-01-11-49-utc.jpg  

 

Medicina Tradicional a Nivel Mundial

 
Según la Organización Mundial de la Salud (2001) “ha determinado que alrededor del 80% de la población mundial utiliza la medicina tradicional para atender las necesidades primarias de asistencia médica. Analizando el interés por el estudio y empleo de medicina tradicional en la asistencia médica y el reconocimiento de la importancia de las plantas medicinales para el sistema de salud de países en desarrollo, la OMS acordó promocionar la medicina tradicional y establecer pautas para la identificación de medicamentos herbarios que sean inocuos y eficaces.”

 
Con respecto a lo mencionado anteriormente, se puede recalcar que un gran porcentaje de la población utiliza remedios caseros para la gripe y tos, de igual forma, para dolores estomacales, quemaduras, afecciones cutáneas, parasitosis intestinal, cólicos, entre otros.  

 

Plantas Medicinales Ancestrales

 
Existen una cantidad de plantas medicinales como lo son el romero, áloe vera, caléndula, manzanilla, eucalipto, jengibre, diente de león, albahaca y un sin fin de plantas que desde la antigüedad se ha utilizado con fines medicinales. Por otro lado, también existen otras alternativas científicas como los jarabes para la tos y gripe, que actualmente contienen químicos y soluciones concentradas de azucares, como la sacarosa. Cabe destacar que, en la actualidad en el ámbito clínico se utilizan medicamentos, que de igual forma, son utilizados para combatir enfermedades y el alivio de dolores. Sin embargo, numerosas culturas prefieren aún el uso de medicina natural antes que los jarabes para la tos y gripe.  

 
Actualmente, gracias a los avances de la ciencia, se conoce de la eficacia y en gran parte de la efectividad de cada planta medicinal o remedio casero, de los cuales existen diversas formas de empleo y de preparación; ejemplos claro de ello es, la manzanilla, la cual es utilizada para algunos trastornos digestivos como cólico e indigestión. Cabe resaltar, que los beneficios de esta planta son la disminución del estrés y de la ansiedad, fortalece el sistema inmunológico, etc.  

 
Por otra parte, otra planta medicinal muy conocida es el áloe vera, esta contribuye a la rápida cicatrización de quemaduras o de llagas, entre otras, es una planta que posee propiedades astringentes que benefician la salud de la piel, y de igual forma, las personas logran adquirir de esta sábila, propiedades antiinflamatorias y analgésicas que asienten en aliviar el dolor y la inflamación.  

 
Del mismo modo, el eucalipto es una planta medicinal que proporciona mejoras en las afecciones respiratorias, como lo son la faringitis y amigdalitis, también, para el control de la diabetes y la cistitis. En esta misma línea, podemos agregar que, el jengibre es frecuentemente usado para las náuseas, trastornos circulatorios, dolores y espasmos musculares. Y, por último, el romero es una planta medicinal, la cual tiene propiedades digestivas, también, es considerado como un antibiótico natural y diurético, por lo que ayuda con el tratamiento de las enfermedades del hígado.  

 
En conclusión, las plantas medicinales y remedios caseros mencionados anteriormente, son utilizados frecuentemente alrededor del mundo, y por diferentes culturas a lo largo de la historia, para tratar ciertas enfermedades y dolores de las personas.

¡Lanzamos pronto!

¡Elevar estará disponible en 4 semanas! ¡Ingrese su correo electrónico y le notificaremos tan pronto como el sitio esté en funcionamiento!

Respetamos tu privacidad. Darse de baja en cualquier momento.