Este Es Un Serio Problema Juvenil

Dr. Walter Villacrés

4 min read

Las enfermedades de la piel son muy prevalentes a nivel mundial, una de las mas conocidas y escuchadas es el acné, la cual es una enfermedad inflamatoria crónica de la unidad pilosebácea que se produce a causa de una obstrucción del flujo de una sustancia producida allí conocida como sebo generalmente por un aumento de la queratinización de la piel cerca del folículo principalmente en la piel cerca de la cara y el tórax. Esto produce lesiones conocidas como comedones que se pueden sobre infectar y ocasionar pústulas y nódulos que en su evolución pueden dejar cicatrices. Esto produce un impacto emocional en la persona que lo padece por lo que suele ser un motivo de consulta bastante frecuente en la consulta de dermatólogos en puebla.  

 

¿Se puede controlar el acné?

 
Actualmente esta es una enfermedad que se puede controlar y tratar, de la mano del tratamiento farmacológico existen muchas medidas que podemos a hacer en casa para ayudar a su control.  
Para empezar frente a un problema de acné la regla general será no manipular los comedones, no exprimir ni ejercer presión sobre ellos ya que esto generara dos situaciones, la primera será la liberación del contenido que volverá mas propenso el riesgo a infecciones y que se genere pústulas, por otro lado la compresión no suele ser delicada por lo que además genera micro traumas en la piel que aumentaran la inflamación y hará que el tejido deje cicatrices. Por lo que por mas tentador que sea exprimir los granitos que se producen en el acné esto no se debe hacer,  
Además siempre que acudamos a un consultorio medico cerca, sea este de especialidad o general se instaurara tras evaluar el grado de acné un tratamiento tópico el cual consiste en el uso de antibióticos para controlar las lesiones infectadas y prevenir que otras se infecten y el uso de sustancias acidas como el peróxido de benzoilo o el ácido retinoico para controlar la producción de sebo por parte de las glándulas pilosebáceas. Acompañado a este tratamiento farmacológico las acciones que debemos realizar en casa están encabezadas por la higiene, se recomienda realizar el aseo del rostro dos veces en el día usando de preferencia geles o jabones que contengan un pH ácido o que incluyan derivados del ácido salicílico, para el secado se prefiere hacerlo de manera cuidadosa y con una toalla limpia para evitar lesiones o infecciones, si previamente se usa maquillaje este deberá ser retirado con lociones especificas como el agua micelar. Mantener la piel hidratada es importante sobre todo si se aprecia resequedad por el uso de retinoides, es aquí donde podemos utilizar bálsamo y cremas cuyas propiedades sean seborreguladoras y antiinflamatorias, acompañado además de el uso de protector solar que de preferencia sea de textura ligera y fácil eliminación. Para amortiguar el impacto visual, el maquillaje puede ser una ayuda, sin embargo tiene que cumplir características especificas para no empeorar los cuadros de acné, dentro de ellas encontramos que los cosméticos deben ser libres de grasa, ya que como sabemos el acné se produce a causa de la acumulación de seborrea el uso de elementos no grasos contribuyen a que no exista una excesiva secreción de lípidos oleosos, además estos deben ser no comedogénicos certificados por laboratorio para que sustente y garantice que no generara mas lesiones en el rostro, es de ayuda que no contengan alcoholes o sustancias que produzcan estimulación cutánea como el mentol o el alcanfor que produzcan vasodilatación, por ultimo se recomienda que no contengan TCSA, TBSA o PABA ya que estas sustancias son potencialmente foto sensibilizantes y concomitantemente con el uso del tratamiento farmacológico puede además llegar a producir manchas en la piel por la acción de la luz ultravioleta.  

 
acne-scars-close-up-2021-09-24-04-13-31-utc.jpg  

 
Por último, es importante que el acné sea tratado de manera integral, es decir que hay que dar tratamiento para las lesiones, pero el profesional de la salud deberá determinar la causa y si es necesario instaurar un tratamiento para la misma.  

 
Referencias  
Guerra, A., Laguna, R., Moreno, J., & Pérez, M. (2015). Consenso en el tratamiento tópico del acné. Revista de medicina cutanea de iberoamerica, 43(2), 104-121.  
Ramos, G., Liquidano, E., & Saéz, M. (2018). Acné juvenil, tratamiento por el pediatra. ¿Cuándo enviar al especialista? Revista Criterio Pediatrico, 38(5), 307-313.  

 

¡Lanzamos pronto!

¡Elevar estará disponible en 4 semanas! ¡Ingrese su correo electrónico y le notificaremos tan pronto como el sitio esté en funcionamiento!

Respetamos tu privacidad. Darse de baja en cualquier momento.