Este Es El Problema Ginecológico Más Frecuente Para Las Mujeres de México

Dr. John K

4 min read

¿Qué Es La Vulvovaginitis y Porque Se Produce?

 
La vaginitis o también conocida como vulvovaginitis es una condición en la que existe irritación e inflamación de la mucosa vaginal. Este problema es mas frecuente de lo que parece, a tal punto que según un estudio epidemiológico realizado en México, el 75 % de las mujeres sexualmente activas presentan un episodio de vulvovaginitis a lo largo de su vida y de ellas un 45 a 50% desarrollara dos o más episodios. Por lo que se convierte en una de las consultas más comunes que nos llevan a buscar a un ginecólogo cerca de mi localidad durante las diferentes etapas de la vida de la mujer, principalmente durante la adolescencia.  

 

¿Tengo que Acudir al Médico?

 
Es por esto que a continuación te mencionaremos todo lo que necesitas saber para darte cuenta de que estas frente a este cuadro y acudir a tiempo a un médico general, además de cómo prevenirlo, la verdad sobre algunos “mitos populares” y que medidas debemos tomar en cuenta durante el tratamiento.  

 
¿Es Grave la Vulvovaginitis?  
Medicina para mujer con vulvovaginitis  
Si bien se puede definir como un tipo de inflamación de la mucosa vaginal de manera general, esta se puede deber a diferentes causas. Una de ellas y realmente la más común es la vulvovaginitis de origen infeccioso. Que representar alrededor del 80% de todas las vaginitis que llegan a consulta y cuyos causantes directos puede ser microorganismos variados, entre los más comunes encontramos los Hongos como la Cándida Spp, algunas bacterias como la Gardnerella Vaginalis o incluso protozoarios como la Trichomona, estos pueden estar presentes de manera aislada o en conjunto, lo que se conocería como una vaginitis de origen mixto. El otro porcentaje se puede deber a etiologías no infecciosas como aumento del Ph vaginal, reacciones alérgicas, traumatismos, factores térmicos, hormonales o causas iatrogénicas. Por lo que es importante que el medico general haga un diagnostico diferencial para tratar la verdadera causa y así poder aliviar las molestias.  

 
Dentro del cuadro clínico de una Vaginitis por lo general se presentan síntomas clásicos que se pueden identificar, dentro de ellas encontramos picazón, hinchazón y dolor vulvar, molestias durante el coito, molestias al orinar y la presencia de secreción cuyas características dependerán del agente causal del cuadro. Cabe recalcar que la ausencia de uno o más de estos síntomas no descartaría el diagnostico ya que así como la secreción varia, también los síntomas se pueden presentar de diferente manera según la causa de la vaginitis. Por lo que alguno de estos síntomas debe ser motivo para que se busque a un especialista, que en este caso sería a un Ginecólogo cerca de mí.  

 
El profesional de la salud establecerá en base a la causa un tratamiento en base a antimicóticos y antibióticos que pueden ser en tabletas para ser ingeridos, en cremas o en óvulos vaginales para uso local. Con lo que tras completar el ciclo de tratamiento el cuadro deberá ceder y los síntomas mejoraran. Sin embargo, durante el tratamiento y posterior a el es importante tomar algunas medidas en casa para evitar que vuelva a suceder.  Lo primero es evitar las duchas vaginales o el uso de sprays vaginales, ya que múltiples estudios han demostrado que no son beneficiosos ya que alteran el Ph normal de la vagina (4.0 a 4.5) además de alterar el microbiota normal lo que crea un medio propenso para la colonización por microorganismos causantes de enfermedad. Además se debe evitar usar ropa interior de nailon y jeans ajustados, ya que estas retienen el calor y la humedad. Por último hay que evitar mantener relaciones sexuales durante el tratamiento, ya que podría interferir con el éxito terapéutico.  

 
Considerando que la vaginitis es una enfermedad multifactorial y bastante frecuente, es importante conocer todo lo que hemos hablado anteriormente con la finalidad de prevenirlas y en caso de padecerlas poder acudir de manera oportuna a un profesional de la salud para que realice el diagnostico adecuado y evitar posibles complicaciones.  

 
Referencias  

 

  1. (2020). Vaginosis Bacteriana. Centro de control y prevención de enfermedades.  
  2. Ibarrola, M. (2019). Patología infecciosa: Vulvovaginitis, enfermedades de transmisión sexual, enfermedad inflamatoria pélvica, abscesos tubo-ováricos. Revista Sanitaria de Navarra, 32(1), 29-38.  
  3. Pineda, J. (2017). Candidosis vaginal. Primera parte: Revisión de la clínica, epidemiología y situación de México. Revista Médica Risaralda, 21(1), 58-63.  
  4. Puig, L., & Gallardo, C. (2018). Vulvovaginitis. Revista Farmacia Profesional, 17(2), 58-65.  
  5. Sanchez, E. (2017). Manejo de la vulvovaginitis en la atención primaria. Revista Medica Sinergia, 3(8), 13-20.
¡Lanzamos pronto!

¡Elevar estará disponible en 4 semanas! ¡Ingrese su correo electrónico y le notificaremos tan pronto como el sitio esté en funcionamiento!

Respetamos tu privacidad. Darse de baja en cualquier momento.